Spread the love

¿Te ha pasado que tus dinámicas no logran el impacto deseado debido a que existe apatía y pocas ganas de participar entre tus colaboradores?

A continuación te damos algunos tips para lograr mejores resultados.

No hay recetas mágicas ya que también tiene que ver con factores internos relativos a la personalidad o la situación emocional por la que atraviesa cada uno de los participantes.

Sin embargo, nos vamos a centrar en lo que sí podemos mejorar como facilitadores o responsables de la dinámica.

1./ Genera un ambiente de confianza

Recuerda que detrás de cada pantalla hay una persona. Muchas de ellas podrían estar pasando por momentos de incertidumbre y el reto de incorporarse a un mundo virtual puede ser muy estresante.

Habla con empatía, desde un posicionamiento horizontal donde todos son parte de la misma organización.  

2./ Comunica las reglas

Saber las reglas da certidumbre tanto al facilitador como a los participantes, así que este consejo también te será útil. Las reglas tú las decides, van en función al uso de la cámara, de la forma de pedir la palabra y en general de lo que esperas de ellos. Explica de manera clara y rápida para no quitarle tiempo a la dinámica.

3./ Cámaras prendidas

Si bien a veces una mala conexión nos obliga a apagar la cámara, el facilitador deberá promover el contacto cara a cara. Es importante porque hay mayor sensación de cercanía pero también ayuda a tener mejor control y la certeza de que están presentes.

4./ Realiza un rompehielos

Hay muchas dinámicas que pueden ayudar, elige la que mejor te ajuste, a veces simplemente el tener una charla “informal” con la participación de algunos de los asistentes, es suficiente para crear un ambiente relajado y de confianza.

5./ Da espacio para la participación

A veces pasa que tomamos la palabra y no la soltamos. En otras ocasiones el tiempo nos come y queremos que nuestros colaboradores sean demasiado concisos. Esta actitud  puede ser grave porque, sin proponértelo, podrías estar restando importancia o comunicando desinterés en la opinión del otro, quien muy seguramente,  no volverá a participar. 

Siempre recuerda agradecer los comentarios y dar una retroalimentación positiva.

6./ Detecta quién no participa y ayúdale a hacerlo

Como la idea es que la mayoría logre interactuar, es importante detectar quiénes no han participado y darles oportunidad. Sin embargo no debes forzar las cosas, para que no sea la primera y última participación. Puedes hacer comentarios naturales con base en la información que poseas. Ej. ¿cómo salió la entrega final de ayer Wendy? ¿estuvo pesada? Oye Lucía, ¿fue un gato lo que acaba de pasar detrás de ti? no sabía que tenías uno, está hermoso…  o con información que vayas recabando ej. ¡por poco! Esta vez seguramente Raúl querrá quedar en primer lugar… 

Otra forma es que las personas que no quieran hablar emitan comentarios por mensaje y luego el facilitador los lea para que quien lo escribió complemente la idea.

7./ No abuses de las presentaciones

A veces pasa que tenemos la presentación abierta y perdemos de vista a los asistentes. Así que trata de cerrarla cuando no la utilices para que esto no te suceda. Te recomendamos utilizar 2 monitores para proyectar en uno y ver a los participantes en otro. 

Ojalá te hayan sido de utilidad estos consejos. Recuerda que en Juegos Empresariales podemos realizar dinámicas lúdicas para tu empresa.

No dudes en contactarnos a: contacto@tric.mx  5556775441.

Escrito por Daniel Cruz.